Archivo de la pagina de web.archive.org:

Todos sabemos que los bosques son vida: proveen de alimentos, medicinas, leña, aseguran la conservación del suelo, del agua.

Una deforestación severa hace peligrar el equilibrio natural del medio ambiente y produce consecuencias tales como erosión del suelo, desbordamiento de los ríos, inundaciones, plagas. por no hablar de las consecuencias en la biodiversidad del planeta (desaparición de especies, aumento del efecto invernadero, etc.)

DEFORESTACIÓN EN HAITÍ

Actualmente la deforestación de Haití es muy grave, con una masa forestal de tan sólo un 2% como consecuencia de muchos años, siglos de deforestación incontrolada por parte de sus habitantes, los cuales necesitaban de madera para sus necesidades más primarias: materia energética para cocinar, alumbrarse, construir viviendas.

El gobierno de Michel Martelly ha sido consciente de que esta deforestación de Haití es uno de los frentes en los que ha de volcarse para su recuperación. En un país donde el 70% de la población depende de la agricultura y que, además, está expuesto a diferentes inclemencias metereológicas (lluvias torrenciales, terremotos, etc) cobra aún más importancia por lo que los esfuerzos se están convirtiendo, poco a poco, en realidades.

PROYECTOS EN MARCHA

Uno de esos proyectos es el que lidera el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Programa Mundial de Alimentos), denominado "Frontera Verde" desde hace ya 2 años y que contempla la parte fronteriza entre Haití y República Dominicana. Se han reforestado más de 300 hectáreas de terreno (equivalente a 740 campos de futbol), pero además es un programa completo, que contempla educación a la ciudadanía, creación de empleos, cultivo de de plantas y creación de negocios familiares.

Otro ejemplo es el que nace en este 2012 y con una prioridad continua durante 4, liderado por el gobierno haitiano y apoyado por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y otros donantes: Inversiones en infraestructura de riego y protección contra inundaciones, subsidios para promoción de transferencias de tecnología y prácticas agrícolas sostenibles, mejoramiento de servicios como los controles fitosanitarios y respaldo a medidas de regularización de la tenencia de la tierra.

Estos son sólo unos ejemplos de los varios que hay en marcha, tanto por ONGs a una menor escala, como otros que surgirán a raíz de los diversos convenios de colaboración entre países que se están estableciendo por parte de los diferentes gobiernos, conscientes de que Haití necesita que se le ayude y se le apoye para lograr sus metas.

Te gustamos? Demuestralo!